Va por los desplazados de Ecuador: ACNUR

terremoto-ecuadorConforme va aumentando el número de muertos a causa del terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter que arrasó la costa ecuatoriana el sábado por la tarde, las agencias humanitarias de todo el mundo se están movilizando para hacer llegar productos básicos de supervivencia a las miles de personas afectadas.

El domingo las autoridades pidieron ayuda a la comunidad internacional para que envíe a voluntarios médicos, donaciones económicas y personal de rescate a Ecuador.
En una entrevista con Radio ONU, Sonia Aguilar, oficial de información pública de la Agencia de la ONU para los Refugiados, explicó cuáles son las primeras medidas que ACNUR ha emprendido sobre el terreno.

“Nosotros tenemos ya varios equipos trabajando en el terreno. Están entregando ayuda: una serie de tiendas, plásticos para atender a aquellas personas que se han quedado sin hogar y que están ahora mismo afrontando las condiciones climáticas”, dijo.

Además está alistando su primer envío de ayuda de emergencia por avión, que está previsto que salga en las próximas 48 horas desde su sede logística en Copenhague con destino a Quito. Aguilar asegura que con su contenido esperan poder atender a unos 40.000 desplazados por el terremoto.

El envío de ayuda humanitaria incluirá tiendas de campaña familiares, unas 900 carpas, 18.000 equipos de repelentes contra los mosquitos para evitar el contagio del zika, 15.000 colchonetas y utensilios de cocina.

Una vez en Quito, uno de los desafíos que destacó la representante de ACNUR en Ecuador será la distribución lo antes posible en las 6 provincias más afectadas, como Manabi, Santo Domingo, Esmeraldas y Guayaquil.
Si bien todavía no hay estimaciones oficiales de cuánto costará la reconstrucción de las zonas dañadas, Aguilar insiste en que ahora la prioridad es atender a la población damnificada, cuyas necesidades son inmediatas.

El objetivo de ACNUR es que esta ayuda atienda las necesidades básicas de alojamiento y refugio de unas 40.000 personas. Aguilar explica que muchas de ellos son refugiados y solicitantes de asilo.

Ecuador es el país de América Latina que más refugiados acoge, entre ellos unos 200.000 colombianos, muchos de los cuales estaban asentados en las zonas más dañadas por el terremoto.

Si usted quiere ayudar, puede hacerlo a través de la Cruz Roja Americana: 1800-842-2200